Guía sobre la violencia laboral

Sepa más sobre la violencia en el lugar de trabajo, cómo prevenirla y cómo abordarla.

la violencia en el lugar de trabajo aparece

Published 9 May 2022

¿Qué es la violencia laboral?

Según la Administración de Seguridad y Salud en el Trabajo (OSHA), la violencia en el lugar de trabajo es cualquier acto que dañe o amenace a una persona con violencia física, abuso verbal, intimidación, acoso y otros comportamientos perturbadores o perjudiciales durante el trabajo o que ocurran en el propio lugar de trabajo.

Tipos

El Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo (NIOSH) de Estados Unidos clasifica la violencia en el trabajo en cuatro tipos. Cada categoría se define por la relación del empleado con el que le perjudica. Las categorías son las siguientes:

Tipos de violencia laboral

4 tipos de violencia laboral

Tipo 1: Intención delictiva

La violencia laboral con intención delictiva se produce cuando el empleado o el establecimiento en el que trabaja no tiene relación directa o previa con el agresor. Esto es habitual en el sector minorista. Los actos de violencia más comunes asociados a este tipo son el robo, el allanamiento de morada, el robo con fuerza y la agresión.

Tipo 2: Cliente

En el caso de la violencia entre clientes, el agresor es un cliente del empleado o del establecimiento. En esta situación, el acto de violencia suele producirse cuando el empleado está realizando sus tareas diarias. Este tipo de violencia es habitual en los sectores de la sanidad, el comercio minorista y los servicios sociales.

Tipo 3: Trabajador contra trabajador

La violencia entre trabajadores se refiere a la agresión entre dos o más empleados en el mismo lugar de trabajo. También denominada violencia lateral u horizontal, la violencia entre trabajadores suele manifestarse en forma de abusos verbales, emocionales y físicos con la intención principal de humillar y ofender. Este tipo de violencia laboral suele ser llevada a cabo por un empleado a otro que considera inferior a él, pero en algunos casos, incluso a los que están a su mismo nivel.

Tipo 4: Relación personal

En este tipo de violencia laboral, el agresor tiene una relación directa con alguien que afecta a su trabajo y a su lugar de trabajo, pero no trabaja con él. Este tipo de violencia laboral también se denomina a veces «violencia interpersonal» o «violencia en las relaciones», ya que incluye a las víctimas de malos tratos domésticos en los que sus cónyuges las siguen al trabajo y las acosan allí.

Industrias con mayor riesgo de violencia laboral

La violencia en el lugar de trabajo se da en todos los sectores. Sin embargo, es más probable que se produzca en algunos sectores debido a la naturaleza del trabajo.

Según la OSHA, los trabajadores de las industrias que les obligan a interactuar con varias personas a diario corren un mayor riesgo de sufrir violencia en el lugar de trabajo que los de otras industrias. En concreto, los repartidores, los trabajadores sanitarios, los trabajadores de los servicios públicos, los profesionales de los servicios de atención al cliente, el personal de las fuerzas de seguridad y los grupos pequeños de trabajadores son más propensos a la violencia laboral que los empleados de otras profesiones. Los trabajos que exigen interacciones con personas volátiles en entornos igualmente volátiles o peligrosos, como la construcción, los bares, las discotecas y otros trabajos en establecimientos nocturnos, también son susceptibles de sufrir violencia laboral.

Los sectores de la sanidad y de los servicios sociales o asistenciales, en particular, son estadísticamente los más afectados por la violencia laboral. Los datos de la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS) muestran que, en 2010, los empleados de estos sectores fueron víctimas de unas 11.000 agresiones, de las cuales casi el 19% se produjeron sólo en centros de asistencia y cuidados. Además, un artículo de 2019 afirma que el sector sanitario es la profesión más peligrosa debido a la violencia laboral, ya que los miembros del sector sanitario sufren una mezcla de agresiones físicas y no físicas a diario.

El NIOSH también ha clasificado los puestos de trabajo del sector minorista como propensos a la violencia laboral. El BLS ha afirmado que, en la última década, la violencia ha causado el 48% de las muertes de trabajadores en el sector del comercio minorista, y en 2013 se constató que en el 85% de estos casos hubo algún delito.

Prevención

Para prevenir la violencia en el lugar de trabajo, la OSHA ha creado múltiples programas y disposiciones para lograr lugares de trabajo más seguros, cada uno de ellos adaptado a una industria específica con un alto riesgo de violencia. En la actualidad, existen directrices para quienes trabajan en el sector sanitario, en establecimientos nocturnos, en restaurantes y en el transporte como taxistas.

Para otros trabajos no especificados en la lista de programas de prevención, se sugiere que los empleadores establezcan sus propios programas de prevención de la violencia y los accidentes en el lugar de trabajo basándose en sus manuales para empleados, en los procedimientos operativos estándar (SOP) y en las prácticas recomendadas por la OSHA existentes para los programas de seguridad y salud.

También se anima a los empresarios a celebrar seminarios y sesiones de formación al respecto para orientar a todos los empleados sobre la violencia laboral. Estas sesiones deben aclarar a los empleados lo que cuenta como actos de violencia y cómo denunciarlos, así como qué hacer en diferentes situaciones en caso de que estén solos.

La OSHA también recomienda a los empresarios que introduzcan cambios en sus lugares de trabajo para hacerlos más seguros. Lo ideal es que todos los lugares de trabajo cuenten con cámaras de video vigilancia, iluminación adecuada y sistemas de alarma para que haya transparencia y facilidad de acceso. También se anima a los empleados a que lleven siempre consigo un dispositivo portátil para informar fácilmente de cualquier incidente, incluso cuando estén lejos de los demás.

Cómo hacer frente a la violencia en el lugar de trabajo

En caso de que se produzca violencia en el lugar de trabajo, los empleados deben informar a su jefe inmediato y buscar ayuda. El jefe debe entonces llamar a las autoridades competentes si es necesario, y sancionar a los autores en consecuencia.

A continuación, el empleado y su jefe deben presentar un informe sobre el incidente. El informe debe detallar el incidente ocurrido, así como las medidas adoptadas para solucionarlo. Sin embargo, alrededor del 25% de los casos de violencia laboral no se denuncian. Mientras que algunos no denuncian la violencia en el lugar de trabajo debido a la naturaleza del acto, como robos y agresiones repentinas, muchos tienen demasiado miedo de sus compañeros de trabajo o de sus supervisores como para hacerlo.

No obstante, la OSHA sugiere encarecidamente a los empresarios y a los empleados afectados que presenten un informe en la medida de lo posible. Disponer de registros de la violencia en el lugar de trabajo no sólo ayuda a tomar nota de los actos comunes de violencia en un lugar de trabajo, sino que los registros también pueden ser una referencia para crear planes para mitigar nuevos casos de violencia en el lugar de trabajo.

La notificación de la violencia en el lugar de trabajo es también una parte importante del registro, y también puede ayudar a calcular la indemnización y las prestaciones. Con los informes de incidentes almacenados en un solo lugar, será más fácil consultarlos en caso de que se produzca un incidente similar. Llevar un registro de los informes de incidentes también puede ser útil para realizar controles de evaluación de riesgos para reducir la probabilidad de violencia en el lugar de trabajo.

iAuditor para la seguridad en el trabajo

Al abordar y mitigar la violencia en el lugar de trabajo, considere la posibilidad de que iAuditor le ayude a mantener un lugar de trabajo más seguro. iAuditor, de SafetyCulture, es una herramienta de inspección digital que puede utilizar para informar de los casos de violencia en el lugar de trabajo y de las medidas adoptadas para abordarlos mediante una lista de comprobación digital. iAuditor también puede ayudarle a realizar inspecciones y comprobaciones de mantenimiento en su entorno de trabajo para garantizar una seguridad total.

Con iAuditor, puede:

  • Crear listas de control digitales o utilizar plantillas de la Biblioteca Pública
  • Almacenar todas las listas de comprobación realizadas en la nube y permitir que todos tengan acceso a ellas para su posterior consulta
  • Realización de inspecciones mediante cualquier dispositivo móvil (iOS y Android)
  • Programar inspecciones para comprobar las instalaciones de seguridad del lugar de trabajo
  • Exigir a los inspectores y supervisores que informen sobre el incidente que incluyan pruebas añadiendo fotos y notas
  • Informar de otros problemas u observaciones planteando problemas, asignando acciones o compartiendo un aviso.
  • Elaborar informes analíticos basados en las inspecciones terminadas para analizar las incidencias anteriores y los puntos de mejora

Pruebe hoy mismo iAuditor de forma gratuita.