Mejora de los sistemas de gestión ambiental (SGA) con la norma ISO 14001

Comprenda cómo funciona la norma ISO 14001:2015 y cómo contribuye al impacto medioambiental global de su empresa.

inspectores que realizan una auditoría para iso 14001

Published 17 Ago 2022

¿Qué es la ISO 14001?

La norma ISO 14001:2015 es un sistema de gestión medioambiental (SGA) desarrollado por la Organización Internacional de Normalización (ISO) para empresas de todos los tamaños e industrias. Establece los requisitos para gestionar las responsabilidades medioambientales de forma sistemática y establecer un SGMA de alta calidad. La certificación no es necesaria para aplicar esta norma, pero tenerla demuestra su capacidad para aplicarla correctamente y a la par con las normas mundiales.

La norma ISO 14001 pertenece a la familia de normas SGA ISO 14000, cuya última versión se publicó en 2015. Por otro lado, la norma ISO 14004 complementa esta norma estableciendo directrices para su correcta aplicación.

¿Por qué debo obtener el certificado?

Aunque no es un requisito, la obtención de la certificación ISO 14001 ofrece numerosas ventajas a su empresa.

En primer lugar, la norma ISO 14001 proporciona un marco holístico para gestionar y abordar las cuestiones medioambientales. Le permite mejorar su rendimiento medioambiental mediante la disminución del consumo de servicios públicos y el uso óptimo de los recursos. Y al hacerlo, allana el camino para que los procesos sean más eficientes en todos los ámbitos, reduciendo así los costes operativos.

Además de los beneficios económicos, un SGA con certificación ISO también proporciona a su organización una ventaja competitiva. Comunicar sus esfuerzos medioambientales genera confianza en su marca, especialmente para los interesados en el medio ambiente. Estos consumidores se suscribirían con gusto a su producto o servicio, dadas las causas que usted plantea.

Por último, obtener la certificación ISO 14001 muestra su disposición a cumplir la legislación medioambiental y otras leyes pertinentes y demuestra su compromiso con el cuidado del medio ambiente.

Alcance

La norma ISO 14001 abarca, entre otras cosas, los sistemas medioambientales, los mecanismos de auditoría, los canales de comunicación, las etiquetas y los análisis operativos. Además, aborda una serie de cuestiones medioambientales que van desde lo siguiente

  • Contaminación
  • Sistemas de agua y alcantarillado
  • Gestión de residuos
  • Contaminación del suelo
  • Uso eficiente de los recursos
  • Cambio climático

Requisitos

La norma ISO 14001 se compone de los siguientes requisitos que las organizaciones deben seguir para implantar un SGMA de alto nivel:

  • Política medioambiental – Este documento expresa el compromiso de la organización de mantener sus responsabilidades medioambientales de acuerdo con sus objetivos y obligaciones legales.
  • Objetivos medioambientales – La alta dirección desarrolla estos objetivos para ayudarles a crear decisiones medioambientales para la empresa. Debe especificar el personal responsable, el calendario y los mecanismos de seguimiento de cada objetivo.
  • Evaluación de riesgos y oportunidades medioambientales – Identifica y analiza los posibles peligros y oportunidades de mejora asociados a las actividades de la organización, de acuerdo con el enfoque basado en el riesgo de la norma. Un ejemplo de ello es la realización de una auditoría de salud y seguridad medioambiental (EHS).
  • Evaluación medioambiental – Examina los efectos medioambientales de las operaciones de la organización y mide sus impactos mediante un sistema de clasificación de riesgos. Las actividades incluyen los servicios públicos, la generación de residuos, los mecanismos de eliminación de efluentes y las emisiones a la atmósfera.
  • Procesos de control operativo – La norma ISO 14001 permite a las organizaciones aplicar controles operativos del SGA que se adapten a sus necesidades empresariales y sectoriales. Sin embargo, documentar estos procedimientos es imprescindible para observar el cumplimiento de los requisitos legales y los objetivos medioambientales.
  • Protocolos de preparación y respuesta ante emergencias: las organizaciones deben aplicar un plan para prepararse y gestionar los casos de emergencia minimizando su impacto medioambiental. Algunos ejemplos de emergencias son los derrames químicos, los cortes de electricidad y las inundaciones.
  • Lista de partes interesadas, requisitos reglamentarios y de otro tipo – Este documento especifica las partes integrantes de las funciones de la organización y sus obligaciones con respecto a dichas partes interesadas. También se esbozan estrategias para cumplir dichas obligaciones sin dañar el medio ambiente.
  • Documentación de las obligaciones de cumplimiento – Este procedimiento toma nota y revisa las obligaciones legales existentes en la organización, incluyendo los cambios realizados a lo largo del proceso.
  • Prueba de competencia – Este registro demuestra que los empleados de la organización pueden seguir sus responsabilidades medioambientales. Incluye programas de formación, evaluación y perfeccionamiento.
  • Registros de comunicación – Este criterio garantiza que las partes interesadas internas y externas estén informadas de los objetivos medioambientales y de su papel en la contribución a la causa. Se trata de materiales de comunicación dentro y fuera de la organización a través de correo electrónico, reuniones, contratos, etc.
  • Seguimiento del rendimiento: las organizaciones también deben hacer un seguimiento de su estado de rendimiento y de cómo se ajusta a los objetivos establecidos. Medir la eficacia de los protocolos actuales implica saber qué, cuándo y cómo medir el rendimiento medioambiental de la organización.
  • Programas de auditoría interna: las organizaciones también deben informar de los resultados de las auditorías medioambientales que realizan internamente. Debe describir el comportamiento medioambiental de la organización y señalar las oportunidades de mejora.
  • Revisión por parte de la dirección – El mantenimiento de un SGA eficaz requiere evaluaciones periódicas por parte de los máximos responsables. El registro de los resultados de estas revisiones es esencial para determinar si las estrategias actuales siguen siendo conformes con la norma ISO 14001.
  • No conformidad y acciones correctivas – La ISO 14001 requiere que las organizaciones controlen los casos en los que no se han seguido las normas y describan cómo se han resuelto.

7 pasos para la certificación ISO 14001

Después de discutir el alcance y los requisitos, es el momento de aprender el proceso para obtener una certificación ISO 14001. Esta sección repasa brevemente el proceso de certificación para ayudarle a empezar.

Es importante tener en cuenta que la propia ISO no emite los certificados, por lo que es mejor buscar organismos de acreditación de terceros para este procedimiento.

Paso 1: Entender cómo funciona la certificación.

Llevar a cabo las normas ISO de SGA resulta inútil si no se comprende plenamente lo que implican. Por esta razón, es crucial investigar y leer cómo funciona la ISO 14001 y cómo implantarla en su organización de forma eficaz. Hay muchas fuentes y guías en línea a su disposición, empezando por el sitio web de la ISO.

Paso 2: Realice auditorías internas para identificar las deficiencias de su actual SGA.

El siguiente paso es llevar a cabo una auditoría interna de sus operaciones de SGA. Esta auditoría proporciona información valiosa sobre los puntos fuertes y las deficiencias de su SGA en comparación con las normas ISO. Las siguientes listas de comprobación pueden ayudarle a determinar cómo se alinea su SGA actual con la norma ISO 14001.

Paso 3: Planificar una estrategia de SGA conforme a la norma ISO.

Los resultados de su auditoría preliminar del SGA se convierten en datos valiosos para el siguiente paso: la planificación. Integre estos resultados en su plan de cumplimiento y seguimiento del SGA para garantizar que sus operaciones se ajustan a los requisitos de la norma ISO 14001. Preparar un plan de antemano marca el ritmo y le guía en la gestión sistemática de los problemas medioambientales derivados de sus procesos.

Paso 4: Formar a sus empleados.

Antes de llevar a cabo el plan, debe formar a los miembros de su personal sobre las modificaciones en los procedimientos de su SGA y, si es necesario, proporcionarles materiales de aprendizaje sobre la norma ISO 14001. Este procedimiento les dota de las habilidades y conocimientos necesarios para desempeñar sus responsabilidades y cumplir las normas ISO.

Paso 5: Llevar a cabo el plan EMS.

Después de desarrollar un plan y formar a sus empleados, ya está preparado para llevar a cabo el SGA conforme a la norma ISO. Esta guía presenta la forma de Planificar-Hacer-Verificar-Actuar (PDCA ) para implementar las normas ISO 14001 en sus procesos.

Asegúrese de supervisar su progreso a intervalos establecidos (por ejemplo, semanal, mensual, bimensual) y observe cualquier patrón recurrente que pueda impedirle cumplir eficazmente los criterios de la norma ISO 14001.

Paso 6: Documente sus operaciones en consecuencia.

La documentación es una parte integral del proceso de certificación ISO 14001. Es fundamental registrar los resultados de la aplicación del plan del SGMA, ya que demuestra que sus operaciones cumplen las normas ISO del SGMA.

El seguimiento y la actualización de sus registros es más fácil con las herramientas digitales. No sólo es mejor para el medio ambiente al sustituir los documentos en papel por formularios digitales, sino que también almacena sus datos en un espacio en línea seguro, por lo que no tendrá que preocuparse de perder ningún documento.

Paso 7: Buscar un organismo de acreditación.

Una vez que estés seguro de tus preparativos, es el momento de solicitar la certificación. Puede encontrar organismos certificadores legítimos en su país utilizando el CertSearch del Foro Internacional de Acreditación, un portal de ISO.

La institución elegida realizará una auditoría para verificar si su SGA cumple los criterios establecidos en las normas ISO 14001. Una vez que su organización cumpla los requisitos, el organismo de acreditación le concederá la certificación ISO EMS.