Sistemas HVAC

Lo que hay que saber sobre los sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado: cómo funcionan y cómo mantenerlos correctamente

Trabajador inspeccionando una unidad de HVAC mediante un dispositivo móvil

Published 22 Jun 2022

¿Qué es un sistema HVAC?

La calefacción, la ventilación y el aire acondicionado (HVAC) es un sistema integral que se instala en el interior de un edificio o establecimiento para garantizar una buena calidad del aire, un flujo de aire adecuado y el confort de sus ocupantes. Los sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado (HVAC) proporcionan una buena calidad del aire al hacer circular el aire en el interior y expulsarlo fuera del edificio.

La mayoría de los edificios residenciales y comerciales están equipados con un sistema de climatización. Disponer de una unidad central es típico de los lugares que experimentan cambios de temperatura estacionales y extremos. Los sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado (HVAC) funcionan principalmente para controlar el clima de la zona en la que se encuentran. No sólo funcionan para calentar y refrigerar, sino que también garantizan que la calidad del aire interior contenga cantidades adecuadas de oxígeno y carezca de gases tóxicos. Algunos sistemas de climatización pueden incluso medir la cantidad de monóxido de carbono presente en la zona.

Los componentes de un sistema HVAC incorporan funciones de calefacción, ventilación y aire acondicionado. Esto incluye el filtro, el compresor, las bobinas, el soplador, las salidas de escape, los conductos y otras partes eléctricas. Los sistemas HVAC también pueden denominarse sistemas de aire acondicionado, ya que hay unidades de AC que tienen una función de calefacción. El sistema de ventilación de estas unidades puede ser natural, que es lo más habitual, o tener componentes adicionales de limpieza del aire, como filtros especiales.

Requisitos

Los distintos tipos de sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado pueden tener requisitos diferentes. Es importante investigar el código de diseño y las normas energéticas en función de la ubicación del sistema. El Agencia de Protección del Medio Ambiente (EPA) declaró que la norma de Ventilación para una Calidad de Aire Interior Aceptable puede encontrarse en la norma 62.1 de ASHRAE, mientras que la norma 62.2 es la Ventilación para una Calidad de Aire Interior Aceptable en Edificios Residenciales. Siguiendo estas directrices se asegurará de que su sistema de calefacción, ventilación y aire acondicionado cumpla con las últimas normas y las mejores prácticas.

2 tipos principales

Los sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado (HVAC) se dividen en dos categorías principales: residencial y comercial. Bajo estas categorías se encuentran diferentes tipos de sistemas de climatización que se instalan en función del uso.

Sistemas residenciales de calefacción, ventilación y aire acondicionado (Sistemas HVAC)

Sistemas de calefacción y aire acondicionado centralizados – Se utiliza para centralizar la climatización de toda la vivienda. Las unidades centrales suelen tener los mismos ajustes, como la humedad y la temperatura, para todas las habitaciones. Los propietarios pueden personalizar sus unidades para que incluyan un termostato avanzado y otras funciones con un coste.

Sistemas split sin conductos – Este es el tipo más común de sistema HVAC. Los consumidores instalan esta unidad con la intención de enfriar o calentar una habitación específica. La unidad está fijada a la pared y la carcasa principal que incluye el compresor y el condensador se encuentra en el exterior de la casa. El filtro de aire y los evaporadores forman parte de la unidad interior.

Unidades de embalaje – Este sistema es el punto intermedio entre la climatización central y los sistemas split sin conductos. Este sistema HVAC es capaz de enfriar un área más grande pero es más pequeño que una unidad centralizada. Las unidades de paquete pueden instalarse en el interior o en el exterior. La unidad exterior que contiene condensadores refrigerados por aire es una opción muy popular ya que requiere menos mantenimiento.

HVAC de tipo ventana – Se recomienda para zonas más pequeñas y específicas, de forma similar al sistema de tipo dividido. La diferencia fundamental es que no hay que instalar piezas interiores y exteriores por separado, ya que las baterías de refrigeración y los compresores forman parte de una única carcasa. Es el más fácil de instalar en comparación con los demás sistemas de climatización domésticos.

Sistemas comerciales de HVAC

Sistema split simple – Se recomienda para espacios comerciales como cafeterías, tiendas y oficinas. La principal diferencia con el sistema dividido residencial es que se pueden incorporar al sistema piezas adicionales, como los conductos. Esto ayuda a una mejor distribución del aire para que todo el espacio comercial pueda ser enfriado o calentado a los niveles deseados.

Aire acondicionado con sistema multisplit – Este sistema funciona añadiendo unidades interiores adicionales a una única unidad exterior. Los espacios comerciales que pretenden instalar sistemas HVAC a múltiples habitaciones pueden utilizar este tipo. Esta opción también cuesta menos que los sistemas centralizados y los ajustes pueden controlarse por unidad interior.

Acondicionador de aire de terminal empaquetado (PTAC) – Los hoteles y otros edificios comerciales similares suelen utilizar este tipo de sistema de HVAC porque les permite dotar a varias habitaciones de su propia climatización. En comparación con los sistemas de climatización de ventana, esta unidad es más grande y más cara.

Flujo de refrigerante variable (VRF) – Es ideal para espacios abiertos medianos y grandes, como oficinas y restaurantes. Un sistema VRF puede calentar y enfriar varias zonas simultáneamente. La tecnología del refrigerante está certificada para ser energéticamente eficiente, proporcionando la menor cantidad de refrigerante en función de la temperatura a la que se haya ajustado.

Sistema combinado de HVAC – Los espacios y edificios comerciales pueden instalar una combinación de tipos de sistemas HVAC para adaptarse mejor a las necesidades del negocio. La instalación de ventiladores industriales adicionales es también una opción que ayudará a conseguir una mejor circulación del aire. Esto permite al edificio ahorrar energía y reducir costes.

Sensores del sistema HVAC

Los problemas más comunes de los sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado (HVAC) suelen ser fugas o unidades que consumen demasiada electricidad. Mantener los sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado en buenas condiciones de funcionamiento depende del cuidado con el que se operen y mantengan. Incluso los sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado energéticamente eficientes, si no tienen la potencia suficiente, no funcionarán de forma óptima si se utilizan en una zona para la que no están diseñados. Por otro lado, utilizar un sistema de climatización con demasiada potencia tampoco es rentable. Los sistemas de alta potencia suelen ser más caros, y lo son más a medida que aumenta la potencia de rotación. Su proveedor de servicios debería poder ayudarle a elegir la cantidad adecuada para su edificio o establecimiento. Si ya dispone de un sistema de calefacción, ventilación y aire acondicionado, la mejor manera de comprobar su rendimiento es controlar regularmente la temperatura, la humedad, la presión y el consumo de energía. Un pico anormal en el consumo de energía puede ser causado por problemas con el sistema de climatización. Tome nota de otros electrodomésticos y aparatos que también consumen energía, pero si los patrones anormales de consumo de energía se convierten en un problema recurrente, lo mejor es ponerse en contacto con un profesional que pueda ayudarle a inspeccionar y diagnosticar cualquier discrepancia y detectar los problemas subyacentes.

Sensor inteligente HVAC

Sensor inteligente HVAC

La supervisión de sus sistemas no tiene por qué hacerse manualmente. Los sistemas modernos de climatización están equipados con sensores capaces de medir la temperatura, la humedad y la presión del aire. Los sensores son componentes clave que ayudan a que los sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado funcionen de forma más eficiente. Si su sistema no está equipado con un sensor o si su sensor está roto, se puede comprar e instalar un sensor independiente. La cultura de la seguridad sensores inalámbricos son sensores inteligentes capaces de controlar automáticamente la temperatura y la humedad. También ayuda a regular el flujo de aire para evitar problemas no deseados, como el moho. A menudo, la instalación de un termostato inteligente en lugar de un sistema de climatización completamente nuevo reducirá el coste y también garantizará que su equipo siga siendo energéticamente eficiente.

Además de las lecturas de temperatura automatizadas, los sensores inteligentes ayudan a recopilar y organizar los datos, lo que puede ayudar a detectar cualquier pico inusual y otros problemas para que pueda tomar medidas correctivas de inmediato. También pueden detectar si se deja alguna puerta o ventana abierta mientras el sistema de calefacción, ventilación y aire acondicionado está en funcionamiento y controlar la calidad del aire y los niveles de monóxido de carbono en la zona. El proceso de supervisión se ha simplificado para ayudarle a realizar inspecciones rápidas de su sistema de climatización cuando sea necesario.

Lograr una mejor calidad del aire

La característica principal de todo sistema de climatización es el sistema de ventilación. Una ventilación adecuada garantiza la circulación de la cantidad adecuada de oxígeno y la eliminación o la no re circulación de sustancias en aerosol que podrían ser peligrosas para las personas. El sistema de climatización adecuado debe ser capaz de eliminar la mayoría de las bacterias presentes en el aire y controlar los niveles de humedad para evitar que las esporas de moho se reproduzcan. Sin embargo, todas estas ventajas resultan inútiles si el sistema de calefacción, ventilación y aire acondicionado no está bien mantenido. Mantener la unidad limpia y aprovechar el uso de herramientas modernas, como los sensores, ayudará a garantizar que el aire circulante esté siempre dentro de los niveles de seguridad.

Lista de comprobación de la calidad del aire de los sistemas HVAC Ejemplos

Garantizar un aire seguro y limpio es importante para lograr la salud y la seguridad en general, pero determinar la calidad del aire puede ser difícil. A continuación, le ofrecemos algunas listas de comprobación de la calidad del aire digital para ayudarle a mantener sus sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado:

Lista de comprobación de la ventilación

Se trata de una lista de comprobación exhaustiva de la ventilación para asegurarse de que la zona está bien ventilada. Esto puede servir de recordatorio para que los habitantes o los empleados comprueben el sistema de climatización realizando la lista de comprobación. La herramienta digital puede mostrar qué elementos no cumplen los requisitos de ventilación.

Lista de comprobación de la inspección de la calidad del aire

Se trata de una lista de comprobación específica de la calidad del aire para evaluar la seguridad del aire y también las condiciones de funcionamiento del sistema de climatización. Utilice esta lista de comprobación para inspeccionar la calidad general del aire de una instalación.

Lista de comprobación de la plantilla de inspección de seguridad del compresor de aire

Esta es una lista de comprobación de seguridad de los componentes de HVAC para el compresor de aire, que desempeña un papel importante en el mantenimiento de una ventilación de aire adecuada. Esta lista de comprobación ayuda a determinar el estado del compresor de aire.

Cómo solucionar los problemas de los sistemas HVAC

La mayoría de los problemas del sistema HVAC se pueden ver o sentir de inmediato. La temperatura ambiente empieza a bajar o a aumentar de forma irregular. Otro ejemplo es cuando la unidad comienza a hacer ruidos que nunca antes había hecho. Hay problemas que se pueden arreglar fácilmente, aquí hay una lista de problemas comunes y la solución para ello.

  • El problema: El aire acondicionado no enfría lo suficiente ni siquiera a baja temperatura – La temperatura exterior puede afectar al rendimiento del sistema de climatización. Compruebe primero si la temperatura exterior es alta cuando surge el problema. Otra cosa que hay que tener en cuenta es que la habitación esté directamente orientada al sol. Esto puede solucionarse corriendo las cortinas o instalando tintes en las ventanas para ayudar al aparato de aire acondicionado. Si el problema persiste, puede haber otros factores que se hayan pasado por alto.
  • El problema: Hacer de repente un ruido (más fuerte) de lo normal – Cuando esto sucede, lo más probable es que su HVAC necesite una limpieza. Se recomienda una limpieza rutinaria cuando se instala una unidad de aire acondicionado y una limpieza profunda profesional cada pocos meses. El manual del sistema debe contener información sobre cómo limpiar la unidad. Existen procedimientos comunes de limpieza. La limpieza personal puede hacerse primero cambiando o lavando el filtro. El siguiente paso es aspirar los componentes interiores. Lleve a cabo el lavado de otras piezas, como los condensadores, o siga las instrucciones del manual. Recuerde retirar el enchufe o desconectar el interruptor de la unidad de CA y mantener las piezas eléctricas secas para evitar daños, especialmente en la placa de circuito principal.
  • El problema: Fugas de agua – Esto también se puede solucionar limpiando su unidad de HVAC. La razón más común por la que experimenta fugas es porque las bobinas están sucias. Por eso se recomienda limpiar todo el sistema para eliminar y prevenir otros problemas. Inspeccione también las bandejas de drenaje, ya que una dañada es otra razón para las fugas. Este problema puede complicarse en el caso de los sistemas HVAC más grandes, ya que puede acumularse una gran cantidad de agua antes de que se note y puede causar graves daños por agua.

Ejemplos de listas de control de mantenimiento de sistemas HVAC

El mantenimiento constante de los sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado (HVAC) previene problemas comunes que a menudo son evitables. Los problemas se producen a menudo cuando se incumplen los programas de mantenimiento e inspección regulares. He aquí algunas listas de comprobación digitales que le ayudarán a tomar medidas preventivas y a crear un plan de acción correctivo.

Plantilla de lista de comprobación de mantenimiento de HVAC

Esta es una lista de comprobación detallada del mantenimiento de los sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado, dividida por funciones. Las funciones inspeccionadas incluyen el aire acondicionado, la bomba de calor, el calentador eléctrico y el horno.

Lista de comprobación de mantenimiento de HVAC comercial

Esta es una lista de comprobación de mantenimiento de HVAC diseñada específicamente para unidades comerciales. Ayude a los empleados a realizar una inspección de mantenimiento exhaustiva del sistema en el edificio y conserve los registros de auditoría para futuras referencias.

Lista de comprobación del mantenimiento de HVAC

Esta es una lista de comprobación de mantenimiento general que inspecciona todos los componentes vitales del sistema HVAC. Utilice esta lista de comprobación para asegurarse de que todas las piezas están en buenas condiciones de funcionamiento.

Muestra de informe del sistema VAC en PDF

Este es un ejemplo de informe en PDF de la lista de comprobación de la ventilación de HVAC. El informe de inspección de la ventilación contiene la información necesaria y las acciones requeridas para corregir o arreglar las áreas en las que se encontraron problemas.

Este ejemplo de informe PDF de mantenimiento de HVAC también incluye los detalles necesarios de forma similar al informe PDF anterior. Esta lista de comprobación se ha adaptado a las necesidades de una organización. Se pueden adjuntar imágenes como prueba fotográfica de un área o componente. Ambos informes destacarán los elementos fallidos y la inclusión de acciones correctivas es una opción.

iAuditor como aplicación de lista de comprobación del sistema HVAC

Los sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado (HVAC) hacen que la vida y el trabajo sean más confortables, ya que garantizan una mejor calidad del aire, una ventilación y un flujo de aire adecuados, y proporcionan un medio para controlar la temperatura. Sin embargo, el mantenimiento puede ser engorroso y costoso cuando surge un problema. Prolongar la vida de su sistema HVAC es posible mediante el control e inspección regular de sus unidades de calefacción, ventilación y refrigeración. iAuditor de SafetyCulture puede ayudar a garantizar que no se pierda tiempo en solucionar problemas evitables proporcionando listas de comprobación de la inspección y el mantenimiento de los equipos. Agilice aún más los procesos de mantenimiento del sistema HVAC mediante la integración de sensores inteligentes, que supervisan automáticamente la calidad del aire actual y le permiten ver las lecturas de los sensores y las auditorías de inspección anteriores directamente en su dispositivo móvil. Agilice sus procesos de mantenimiento de HVAC y no vuelva a perderse las inspecciones programadas con la aplicación móvil iAuditor.