Reducir la huella de carbono: Una respuesta al cambio climático

Comprender cómo la actividad económica y humana cotidiana hace que la huella de carbono siga aumentando. Descubra las formas de reducir la huella de carbono y los cambios que puede realizar en su estilo de vida y actividades empresariales.

el empresario piensa en formas de reducir la huella de carbono

Published 9 May 2022

Emisiones de carbono en la región de Asia-Pacífico

Las concentraciones de dióxido de carbono (CO2) de los gases de efecto invernadero han aumentado constantemente desde la revolución industrial. El aumento de la quema de combustibles fósiles -así como la deforestación y otras actividades humanas- ha provocado un incremento significativo de los niveles de CO2 en la atmósfera durante las últimas décadas. El cambio climático está causado principalmente por la huella de carbono.

Asia es ahora el mayor productor de huella de carbono, con un 53% de las emisiones mundiales. La región de Asia-Pacífico emitió 16.750 millones de toneladas métricas de dióxido de carbono en 2020, lo que supuso una cifra superior a la suma de las emisiones de todas las demás regiones ese año, superando a América del Norte y Europa, los mayores contribuyentes a las emisiones de carbono desde el siglo XIX.

Según Nuestro mundo en datos En la actualidad, un país de Asia es el mayor emisor del mundo, produciendo aproximadamente 10.000 millones de toneladas de dióxido de carbono al año. Representa casi el 60% de las emisiones de CO2 de Asia-Pacífico y el 31% de las emisiones mundiales de CO2.

¿Qué es la huella de carbono?

imagen que muestra los temas relacionados con la huella de carbono de los seres humanos

¿Qué es la huella de carbono?

El rastro de los gases de efecto invernadero producidos por las actividades humanas se conoce como huella de carbono. Este indicador medioambiental mide las emisiones de sustancias como el metano (CH4), el óxido de nitrógeno (N2O), los hidrofluorocarbonos (HFC), los perfluorocarbonos (PFC), el hexafluoruro de azufre (SF6) y, sobre todo, el más común y principal contribuyente al calentamiento global: Dióxido de carbono (CO2).

Huella de carbono personal

Su huella de carbono personal es el rastro que deja cuando viaja, consume, come y utiliza recursos como la energía. La mayor parte de la huella de carbono de un individuo suele corresponder al transporte, la vivienda y la alimentación:

  • Cuántos kilómetros recorre en vehículo, autobús, tren o avión
  • El consumo de energía de su casa
  • Cuánto dinero gasta en compras
  • La composición de su dieta

Cada vez que conduces, cargas tu teléfono, enciendes la televisión o pones la lavadora, entre otras decenas de acciones cotidianas, dejas un rastro de gases a tu paso que se acumulan en la atmósfera y contribuyen al calentamiento global.

La ONG medioambiental The Nature Conservancy calcula que cada persona del planeta produce una media de casi cuatro toneladas de CO2 al año, mientras que en países como Estados Unidos esta cantidad es más de cuatro veces la media mundial por persona y año.

La huella de carbono de las empresas

Las empresas, al igual que los seres humanos, emiten gases de efecto invernadero durante la fabricación, el transporte y el uso de energía. La huella corporativa cuantifica todas las emisiones de gases de efecto invernadero de una empresa y su volumen, independientemente de que sean directas y controlables o no.

Las emisiones directas de GEI se originan en la zona donde se fabrica un producto o se presta un servicio. En el caso de la industria, un ejemplo serían las emisiones derivadas de la combustión de combustibles in situ. Mientras que las emisiones controlables son las que están relacionadas con las actividades humanas, como el transporte. Estas emisiones aceleran el cambio climático.

Descarbonización

El término «descarbonización» significa literalmente «reducción del carbono». Es decir, la transición a un sistema económico que reduzca y compense de forma sostenible las emisiones de dióxido de carbono (CO2). La reducción del dióxido de carbono es importante para cumplir los estándares de temperatura global establecidos por el Acuerdo Climático de París y el gobierno del Reino Unido.

Acuerdo de París sobre el clima

Varios países han puesto en marcha esfuerzos de descarbonización, y más de 190 partes han presentado planes para reducir las emisiones de carbono de aquí a 2030. El El Acuerdo de París sobre el cambio climático fue adoptado el 12 de diciembre de 2015 y entró en vigor el 4 de noviembre de 2016.

Este acuerdo mundial pretende mantener el aumento de la temperatura global por debajo de 2º C durante toda esta generación, con el objetivo adicional de objetivo de limitarlos a 1,5° C por encima de los niveles preindustriales. Los cambios realizados incluyen Francia planea poner fin a la venta de vehículos de gasolina y diésel antes de 2040, en un intento de conseguir la neutralidad del carbono en 2050.

Red Cero

Junto con la priorización de la descarbonización, cada vez más gobiernos, regiones, organizaciones y empresas establecen objetivos de neutralidad de carbono. El Reino Unido es la primera gran economía que se ha fijado el objetivo de ser neto cero para 2050.

Llegar a ser cero neto se refiere a equilibrar las emisiones negativas eliminando las emisiones de la atmósfera para lograr la neutralidad del carbono. Según el Naciones Unidas (ONU) Esto es posible siempre y cuando se adopten de forma generalizada estrategias de reducción del carbono y se produzcan cambios drásticos

Los países que quieren acelerar la transición hacia la neutralidad del carbono pueden invertir en el uso de fuentes de energía renovables, como la energía eólica, la energía solar y la biomasa, en la readaptación de los edificios, en la mejora de la red eléctrica, en facilitar los coches eléctricos y en incentivar la investigación.

Calcule su huella de carbono

Existen herramientas gratuitas en línea que permiten calcular la huella de carbono personal en pocos minutos. Puede utilizar herramientas como Calculadora de clima frío de Berkeley y Calculadora de la huella de carbono para ayudarte a calcular tu impacto y ver cómo se compara con el de otros miembros de la comunidad.

Conocer la huella de carbono de una actividad, que se mide en toneladas de emisiones de CO2, es importante a la hora de tomar medidas y poner en marcha iniciativas para reducirla al mínimo posible.

Formas de reducir la huella de carbono

La reducción de la huella de carbono para resolver el cambio climático requiere la actuación de la sociedad, incluidos los individuos, las empresas, las industrias, los estados y los gobiernos. Vamos a analizar los dos ámbitos en los que los individuos podemos actuar, incluso de forma sencilla: reducir nuestra huella de carbono personal y reducir la huella de carbono de las empresas.

Reduzca su huella de carbono personal

La página web Conservación de la Naturaleza dice que todos debemos reducir nuestra huella de carbono a menos de dos toneladas al año para 2050. Los expertos afirman que ésta es la mejor manera de garantizar que las temperaturas dejen de subir.

Apagar el ordenador cuando no se utiliza reduciría reduciría las emisiones de CO2 de la máquina en un 83%, hasta sólo 63 kg al año. Secar la ropa en un tendedero en lugar de usar secadoras reduce el CO2 generado por la ropa hasta un 90%. . Llevar sus propias bolsas de la compra reutilizables también ayuda a limitar la cantidad excesiva de envoltorios de plástico. Todas estas son formas sencillas en las que una persona puede reducir su huella de carbono. A continuación se presentan formas de crear un impacto significativo para reducir el suyo:

  1. Poner en práctica las 5 R’s de Basura Cero

    Poner en práctica las 5 R de Residuo Cero para reducir la huella de carbono

    Las 5 R de Residuo Cero para reducir la huella de carbono

    El Alianza Internacional Cero Residuos define Residuo Cero como «la conservación de todos los recursos mediante la producción, el consumo, la reutilización y la recuperación responsables de productos, envases y materiales sin quemarlos y sin que se produzcan vertidos en la tierra, el agua o el aire que amenacen el medio ambiente o la salud humana».
    RECHAZAR: Di no a los plásticos y papeles de un solo uso en favor de los reutilizables.

    REDUCIR: Minimice sus compras, centrándose en lo que realmente necesita.

    REUTILIZAR: Intenta siempre evitar que un artículo llegue al vertedero manteniéndolo en buen estado, reparándolo o reciclándolo.

    ROT: Crea un sistema de compostaje para los restos de comida o localiza un lugar de entrega de restos de comida cerca de tu casa (como un mercado de agricultores o un jardín comunitario).

    RECICLAR: Conociendo las normas de reciclaje de su estado, recicle adecuadamente cualquier plástico, papel, vidrio o metal que no pueda rechazar, reducir o reutilizar.

  2. No use plástico

    El proceso de producción del plástico es una de las principales causas de las emisiones de carbono que contribuyen al calentamiento global. Puedes aplicar las 5 R de residuo cero para reducir tu uso de plástico y acabar sin él.

    Con unos sencillos cambios se podría reducir drásticamente la cantidad de contaminación por plástico que producimos. Puedes apoyar y unirte a diferentes movimientos globales como Julio sin plástico .

  3. Comer menos carne y más dieta vegetal

    Las emisiones de CO2 (huella de carbono) generadas por nuestras actividades personales están determinadas en su mayor parte por el tipo y la calidad de los alimentos que consumimos. Si sustituye la carne de vacuno, de cerdo, de pollo o los productos lácteos por comidas a base de plantas, puede reducir considerablemente su huella de carbono.

    Si omite la carne de su dieta, evitará 820 kg de dióxido de carbono de ser liberado a la atmósfera cada año. Reducir el consumo de carne, sobre todo de carne roja, es una opción más saludable para el medio ambiente. Esto se debe a que la producción de carne roja consume una enorme cantidad de pienso, agua y tierra. Las vacas también emiten metano, otro gas de efecto invernadero perjudicial. Tus elecciones alimentarias pueden tener un impacto significativo en el planeta.

  4. Mejore la eficiencia energética y del agua de su hogar

    Considere la posibilidad de invertir en eficiencia energética o en una energía renovable sistema, lo que puede suponer un ahorro energético y económico a largo plazo. Los cambios realizados en casa pueden ayudar definitivamente al medio ambiente a hacer frente al cambio climático. Entre sus alternativas están las siguientes:

    • Instalación de paneles solares
    • Las soluciones de energía geotérmica pueden integrarse en el sistema de calefacción de su casa.
    • Utilizar materiales más duraderos y de mayor calidad, como las tarimas fabricadas con plástico reciclado y fibras de madera.
    • Busque la etiqueta Energy Star cuando compre productos nuevos
  5. Conduce menos. Vuela menos.

    Las personas pueden minimizar las emisiones de gases de efecto invernadero utilizando medios de transporte más ecológicos, como caminar, ir en bicicleta, compartir el coche, utilizar el transporte público o conducir un vehículo de la mejor calidad.

    La aviación contribuye aproximadamente 2,5% de las emisiones mundiales de dióxido de carbono (CO2). Usted puede reducir una parte mayor de su propia huella de carbono si decide volar menos.

Reducir la huella de carbono de las empresas

Las empresas tienen la opción de reducir su huella de carbono mediante mejorando su eficiencia energética consumiendo energía renovable La empresa puede hacer campañas de concienciación, invertir en proyectos medioambientales y pagar impuestos ecológicos, entre otras opciones. Pero podemos reducir la huella de carbono en el trabajo simplemente haciendo lo siguiente:

  1. Sin papel

    Al prescindir del papel y poner en marcha sistemas de gestión electrónica de documentos, puedes contribuir a reducir la deforestación y la contaminación, liberando más árboles para que realicen la labor de absorción de dióxido de carbono y frenen el cambio climático.

    Reducir la cantidad de gasolina utilizada para el transporte de materiales y papel, así como la cantidad de combustible que consumen los trabajadores para ir y venir únicamente con el fin de realizar una auditoría, o de firmar su contrato de trabajo.

  2. Minimizar los viajes de negocios

    Las fuentes de transporte representan el 27% de las emisiones de gases de efecto invernadero de EE.UU., incluidas las emisiones creadas por las personas que viajan por asuntos relacionados con la oficina y los desplazamientos hacia y desde sus lugares de trabajo.

    Los viajes siguen siendo una fuente importante de emisiones de carbono y lo seguirán siendo, sobre todo a medida que la población crezca y se envíen más mercancías. La buena noticia es que existen numerosas oportunidades para reducir nuestro impacto climático. Las empresas que reducen los viajes de negocios disminuyen las emisiones de carbono y ahorran un Se calcula que se consumen 4.200 millones de galones de gas al año.