Planificación y control de la producción: Definición, beneficios y pasos

La planificación y el control de la producción es un componente esencial para el éxito del proceso de fabricación. Con esta guía, descubra su significado, sus beneficios y los pasos para integrar este proceso en su estrategia empresarial.

empleados trabajando juntos con una tableta

Published 9 Ago 2022

¿Qué es la planificación y el control de la producción?

La planificación y el control de la producción se refieren a las dos etapas separadas de preproducción de la fabricación: la planificación y el control de la producción. Es el proceso de gestión de los recursos, la mano de obra, los calendarios y otros aspectos de la producción de bienes y servicios. Las empresas aplican la planificación y el control de la producción para reforzar su proceso de producción y evitar que los contratiempos afecten a su funcionamiento normal.

Beneficios del plan de producción

El objetivo principal del plan de producción es maximizar los materiales, la mano de obra, el tiempo de productividad y otros recursos utilizados en el proceso de fabricación. Con esta técnica, los directores de producción también tienen como objetivo principal garantizar que los resultados de la producción se ajusten a la calidad, la cantidad y el calendario establecidos. Consulte a continuación otras ventajas de la implantación de la planificación y el control de la producción en su organización:

  • Mejorar el aprovisionamiento de materiales: como forma de mejorar el proceso de aprovisionamiento, una mejor comunicación con los proveedores y otros vendedores externos en la fase de planificación ayuda a conseguir un aprovisionamiento y una asignación de materiales precisos.
  • Mejore el tiempo de producción – Identifique de forma proactiva si habría retos, cuellos de botella o causas de retrasos en la producción con antelación. Una mayor visibilidad en el proceso de producción ayuda a los equipos a cumplir puntualmente los calendarios y las demandas de producción.
  • Reducir los costes de producción – Con una producción bien planificada y constantemente supervisada, las empresas pueden utilizar sus recursos de forma eficiente y eficaz. Reducir los costes de producción hasta su nivel ideal, sin que la calidad de los bienes y servicios se vea comprometida.
  • Minimizar el desperdicio de recursos – Mantener el inventario en niveles óptimos con la ejecución de una fuerte planificación y control de la producción. Evitar las discrepancias entre la oferta y la demanda de material para evitar el desperdicio de recursos.
  • Agilizar el proceso de producción – Cuando los directores de producción y los miembros del equipo siguen un enfoque estandarizado en el proceso de producción, es más fácil detectar ineficiencias, evitar retrasos en la producción e identificar nuevas oportunidades de crecimiento.

Pasos en la planificación y el control de la producción

Para que la integración de la planificación y el control de la producción se lleve a cabo sin problemas, las empresas deben aplicar una rutina sistemática de probada eficacia. Los directores de producción también deben hacer hincapié en la importancia de seguir el proceso establecido de principio a fin para garantizar que todas las personas que participan en la producción contribuyen al éxito de la operación.

Los pasos combinados de la planificación y el control de la producción completan las etapas del proceso completo de planificación y control de la producción. Pueden modificarse en función de las necesidades específicas de una empresa, pero la secuencia más utilizada es la siguiente:

8 pasos en la planificación y el control de la producción

8 Pasos en la planificación y el control de la producción | SafetyCulture

Planificación

Como primer paso del proceso, la planificación establece todos los materiales, la mano de obra, las técnicas de fabricación, los recursos y otros detalles iniciales necesarios para completar la producción. Si hay instrucciones específicas de otras unidades de negocio, también deben anotarse en esta fase.

Esto ayuda a reforzar el enfoque de la producción desde el principio para evitar un mal uso de los recursos o una mala comunicación en los programas de fabricación.

Enrutamiento

Las rutas determinan el recorrido de las mercancías desde las materias primas hasta los productos acabados. Especifica la secuencia más eficiente de las operaciones y también identifica las máquinas que deben utilizarse en cada paso de la producción.

El enrutamiento garantiza la continuidad del proceso indicando si una máquina no está disponible o si hay otros cuellos de botella en la producción.

Programación

Como elemento temporal de la planificación y el control de la producción, la programación establece todos los elementos de la producción que están relacionados con el tiempo o los horarios. La programación debe ayudar a organizar las etapas de fabricación por orden de prioridad e, idealmente, incluir las horas de inicio y fin de cada tarea de producción.

Las empresas pueden utilizar varios tipos de prácticas de programación, como los programas maestros, los programas de operaciones o los programas diarios, para organizar mejor su proceso de producción.

Carga de trabajo

La carga, tal como se define en el aspecto de la fabricación, es el proceso de determinar la asignación ideal de la carga de trabajo a los empleados y a las máquinas utilizadas, de acuerdo con su capacidad.

La carga permite a las empresas identificar si existe una posible escasez de mano de obra o problemas en alguno de los puestos de trabajo. Con la carga, puede aplicar medidas proactivas que eviten que estos cuellos de botella afecten negativamente a la productividad.

Expedición

La expedición es la puesta en práctica de todos los planes establecidos en las etapas mencionadas anteriormente, en la producción real. Se puede clasificar como centralizada, en la quelas órdenes las da una autoridad específica, o descentralizada, en la quelas instrucciones las dan todas las unidades de negocio implicadas.

Agilización

También conocida como seguimiento, la agilización está diseñada para evaluar la eficacia de todo el proceso de producción. El objetivo principal de la agilización es comparar los planes iniciales con el resultado real de las producciones.

Este paso también puede ser una oportunidad para detectar ineficiencias en los procesos o determinar si alguna de las tareas de producción aún puede mejorarse.

Inspección

Al igual que la agilización o el seguimiento, la inspección es un paso adicional que se realiza para garantizar que todos los enfoques de planificación y control identificados por la dirección se aplican y se cumplen de forma coherente.

Las inspecciones periódicas o aleatorias también contribuyen a reforzar la reputación de las empresas al garantizar la calidad de los bienes y servicios producidos por la empresa.

Corrección

Una vez que se han realizado los pasos anteriores y se han identificado problemas o áreas de mejora, este es el paso en el que se pueden modificar. La corrección permite a las empresas mejorar aún más su proceso de producción y aplicar técnicas de planificación y control de forma más eficaz.