Control de la producción: Importancia, pasos y ejemplo

El control de la producción es una parte esencial de la gestión de la producción. Con esta sencilla guía, descubra su significado, su importancia y los pasos para integrar esta técnica en su estrategia empresarial.

control de producción

Published 8 Jul 2022

¿Qué es el control de la producción?

El control de la producción es el proceso de supervisión, gestión y control de las tareas relacionadas con la producción de bienes o servicios. Utiliza diferentes técnicas de control con el objetivo de cumplir los objetivos de producción en el plazo previsto y según la calidad establecida. El objetivo principal del control de la producción es garantizar que todos los recursos y la mano de obra disponibles se utilicen de la mejor manera posible para lograr un rendimiento óptimo en el sistema de producción.

Importancia

El éxito de las operaciones empresariales depende en gran medida de las prácticas y normas que se sigan. La integración del control de la producción en la estrategia empresarial puede contribuir a aumentar la eficacia de la producción. Además, a continuación se exponen otras razones por las que debería implantar el control como un proceso empresarial:

  • Garantizar la calidad de los equipos y los productos: la optimización de los procesos de producción ayuda a identificar de forma proactiva los cuellos de botella en el procedimiento, incluidos los equipos que impiden el funcionamiento normal de las empresas. Una buena técnica de control de la producción garantiza el cumplimiento de los objetivos, en el plazo previsto y de acuerdo con las normas.
  • Regular el control del inventario – Un sistema eficaz de control ayuda a las empresas a gestionar mejor el inventario. Esto permite a los gestores de inventario comprar materiales con precisión y evitar discrepancias en el número de existencias.
  • Aumento de la productividad: la utilización de técnicas de control reducen el tiempo improductivo de los empleados. Cuando los equipos están en buen estado y los programas de producción se ajustan a lo previsto, los objetivos de fabricación se cumplen con eficacia.
  • Menores costes de producción: los controles y técnicas de producción adecuadamente diseñados, junto con la garantía de un equipo eficiente, la capacidad de gestionar eficazmente el inventario y el aumento de la productividad de los empleados, pueden suponer un importante ahorro de costes para las empresas.
  • Mejorar la experiencia del cliente – Toda la importancia y los beneficios mencionados no sólo ayudan a las empresas internamente, sino que también se traducen en una mejor experiencia del cliente. La reputación de una organización se fortalece cuando los productos finales satisfacen sistemáticamente las expectativas de los clientes.

Pasos en el control de la producción

Los pasos que se tienen en cuenta en el sistema de control pueden variar según el sector o la empresa. Sin embargo, debe incluir las siguientes etapas principales que también se relacionan con todo el proceso de planificación y control:

Pasos de control de la producción

Pasos de control de la producción | SafetyCulture

Enrutamiento

La planificación de rutas es el primer paso de la planificación y el control del proceso. Esta parte del proceso consiste en definir el recorrido de la operación de principio a fin. Debe especificar todas las materias primas necesarias, los recursos como la mano de obra y la maquinaria, la cantidad prevista y el lugar de producción.

El objetivo principal de las rutas es identificar la secuencia más eficiente y rentable en el proceso de fabricación de las mercancías.

Programación

Como su nombre indica, la etapa de programación es la parte de producción en la que se establecen todas las condiciones relacionadas con el tiempo. Debe organizar el programa de fabricación por orden de prioridad, e incluir la fecha de inicio y fin de cada una de las tareas que intervienen en las operaciones.

La programación se considera el calendario del proceso de producción.

Envío de

El tercer paso, la expedición, es la etapa en la que se inicia la producción real; pone en práctica las actividades indicadas en las etapas de encaminamiento y programación.

El despacho puede clasificarse como centralizado, en el quelas órdenes son proporcionadas por una autoridad específica, o descentralizado, en el quelas instrucciones son emitidas por todas las unidades de negocio involucradas.

Seguimiento

El seguimiento evalúa la eficacia de todo el sistema de control. En este paso se identifican y abordan los cuellos de botella, los retrasos y las ineficiencias. El seguimiento es también la parte en la que los directores de producción comparan el resultado final de la producción con el calendario y la cantidad de producto previstos.

El seguimiento permite a las empresas determinar si el proceso aún puede mejorarse con el objetivo de lograr un mayor rendimiento de la producción.

Inspección

La inspección no es un paso oficial del proceso de control de la producción, pero la realización de auditorías periódicas o aleatorias es a veces necesaria para garantizar que las mejores prácticas internas y las normas de la industria se cumplen de forma sistemática.

Ejemplo de control de la producción

La empresa ABC, uno de los principales fabricantes de aparatos electrónicos con sede en San Francisco, ha visto recientemente una afluencia de consumidores para su producto móvil estrella. Según los registros de inventario, la demanda del producto, unida a las interrupciones de la cadena de suministro internacional, pronostica un desabastecimiento del producto para finales de año si no se soluciona el problema adecuadamente.

Por ello, los directores de producto y de fabricación de la empresa ABC optimizaron rápidamente sus técnicas de control de la producción. Además de consultar inmediatamente sus planes de reserva para los proveedores de material secundario y terciario, también reconocieron la necesidad de contratar más personal para evitar que la escasez de mano de obra afectara aún más a su programa de fabricación.

También se realizan inspecciones aleatorias a lo largo de los meses siguientes para garantizar la calidad y la cantidad de los productos.