Guía para la recogida de datos: Lo que hay que saber

Conozca la importancia de la recopilación de datos y obtenga consejos útiles para crear una estrategia de recopilación de datos exitosa.

recogida de datos destacados

Published 9 Jun 2022

¿Qué es la recogida de datos?

La recopilación de datos es el proceso de recogida de información mediante la observación y la experimentación. Los datos recogidos son una representación de datos y pueden estar en texto, números, imágenes o cualquier otro tipo de formato. A continuación, se procesa y organiza para que sea útil para la toma de decisiones. Al comprender y analizar los datos, las empresas pueden tomar decisiones más informadas, mejorar sus operaciones y comprender mejor a sus clientes.

recogida de datos destacados

Debate en grupo

Pasos clave en el proceso de recolección de datos

El proceso de recolección de datos implica cinco pasos clave:

Paso 1: Definir el objetivo de la investigación

Para recopilar datos, hay que definir lo que se quiere aprender de la investigación. El objetivo de su investigación debe ser claro, conciso y medible. Por ejemplo, si está realizando una encuesta, puede incluir un lista de preguntas como:

  • ¿Qué tipos de productos prefieren los clientes?
  • ¿Qué colores prefieren los clientes?
  • ¿Prefieren los clientes diferentes tamaños?
  • ¿Hay características específicas que los clientes desearían ver incluidas en futuros productos?

Una vez que tenga una idea clara de sus objetivos de investigación, puede pasar al siguiente paso.

Paso 2: Elección del método de recogida de datos

Hay muchas técnicas de recolección de datos, y cada una tiene sus ventajas e inconvenientes. Elija el método que mejor se adapte a su investigación y que le ayude a abordar directamente sus preguntas de investigación en función de los datos que pretende recoger.

Paso 3: Planificación de los procedimientos de recogida de datos

Una vez que haya identificado el método de recogida de datos que va a utilizar, debe planificar los pasos que va a dar para recoger los datos. La planificación incluye decidir cómo se van a recoger los datos, quién los va a gestionar, cuándo se van a recoger y dónde se van a recoger.

Paso 4: Recogida de datos

Después de haber planificado sus procedimientos de recolección de datos es el momento de recoger los datos. Este paso variará en función del método que haya elegido en el paso 2. Por ejemplo, si está realizando una encuesta, tendrá que administrarla a sus participantes. Si estás haciendo un estudio de caso, tendrás que observar y entrevistar a tus participantes.

Paso 5: Limpieza y organización de los datos

Una vez recopilados los datos, es esencial limpiarlos y organizarlos. Este paso es fundamental, ya que mejorará la precisión de sus datos y facilitará su evaluación.

Desafíos comunes

Los siguientes son los retos más comunes a la hora de recopilar datos:

Problemas de calidad de los datos

La calidad de los datos puede verse afectada si se recogen de múltiples fuentes o se recogen manualmente. Los problemas de calidad de los datos pueden dar lugar a datos inexactos o incoherentes, lo que puede resultar difícil.

Datos incompletos

Los datos incompletos pueden producirse cuando los datos no se recogen correctamente o cuando se pierden durante la recogida o el almacenamiento. La insuficiencia de datos puede dificultar su comprensión y dar lugar a resultados inexactos.

Encontrar datos relevantes

Encontrar datos relevantes para su análisis puede ser un reto cuando se trabaja con grandes cantidades de datos. Puede ser especialmente cierto cuando se trata de datos no estructurados, como el texto.

Elección de los datos que se recogen

A la hora de recopilar los datos, es esencial decidir qué datos son necesarios para su análisis. Recoger demasiados datos puede llevar mucho tiempo y ser difícil de gestionar, mientras que recoger muy pocos datos puede llevar a resultados inexactos.

Baja tasa de respuesta

Cuando se recogen datos de una encuesta o un sondeo, puede darse un bajo índice de respuesta. Una tasa de respuesta baja puede dificultar la representación exacta de la población, lo que puede dar lugar a resultados sesgados.

Otros temas de investigación

Otros problemas de la investigación pueden ser la selección, la medición y el sesgo del observador. Estos problemas pueden conducir a resultados inexactos o engañosos.

Mejores prácticas de recogida de datos

Existen algunas prácticas recomendadas que pueden ayudar a garantizar datos precisos y fiables:

Comprobación de la exactitud y la integridad

Asegúrese de que los datos son completos y precisos antes de utilizarlos. Significa comprobar los valores que faltan, los valores atípicos y los valores incorrectos.

Utilizar varias fuentes

Obtenga datos de todos los lugares que pueda para formarse una imagen completa. Esta buena práctica es crucial cuando se trata de las opiniones de los clientes, ya que hay que asegurarse de obtener la opinión del mayor número de personas posible.

Registre sus fuentes de información

Recuerde que debe saber de dónde procede la información que utiliza. Le ayudará a verificar la exactitud de los datos y a detectar cualquier error.

Almacenar los datos de forma segura

Asegúrese de almacenar los datos en un lugar seguro donde no puedan perderse o corromperse. Esta buena práctica incluye acciones como la realización de copias de seguridad de los datos y el uso de dispositivos de almacenamiento seguros.

Preguntas frecuentes

¿Cómo podemos garantizar que la recogida de datos sea ética?

Hay varias formas de garantizar que la recopilación de datos sea ética, como obtener el consentimiento de las personas, recopilar y utilizar los datos de forma transparente y garantizar que los datos estén asegurados y protegidos contra el uso indebido.

¿Cuáles son los riesgos que conlleva la recogida de datos?

Los riesgos asociados a la recogida de datos son, entre otros, los siguientes

  • Acceso, divulgación o uso no autorizado de los datos
  • La divulgación accidental de información sensible
  • El uso indebido de datos con fines maliciosos

Los datos recogidos por las empresas también pueden ser objeto de regulación, imponiendo costes de cumplimiento adicionales.