¿Qué tipos de ERP necesita mi empresa?

Published 24 Ago 2022

La planificación de recursos empresariales (o ERP por sus siglas en inglés), se refiere a los sistemas de gerencia que una empresa utiliza para recolectar, procesar, e interpretar todos los datos provenientes de sus distintas actividades económicas.

Los sistemas de planificación de recursos empresariales surgen como una amalgama de otros sistemas implementados con anterioridad por empresas como Rolls Royce y General Electric, las cuales dieron forma a los primeros sistemas de planificación de requerimientos de material. Por otro lado existían los sistemas de planificación de recursos que permitían responder a cuestiones relacionadas con los procesos de manufacturas en escenarios hipotéticos como manera de evaluar la utilización óptima de recursos.

Ambos sistemas formaban parte de los procesos de planificación en industrias de gran envergadura, y ya en los años 90 se incorporaron a los procesos de manufactura integrada por computador. Fue aquí que se dio nombre a la los sistemas ERP y se comenzó a delimitar su uso a toda área donde la empresa pudiese sacar ventaja de los datos para mejorar sus procesos internos y aumentar su eficiencia.

Hoy en día, los avances tecnológicos han permitido una adopción casi universal de los sistemas ERP en casi todos los ambientes productivos. Muchos negocios considerados dentro del rango pyme cuentan con sistemas ERP que les permite gestionar ingresos, egresos, carteras de clientes, proveedores, y plantillas de empleados, así como inventario, productividad, y aspectos logísticos relevantes según la industria.

¿Cuáles son los beneficios de un sistema ERP?

Cada empresa adopta un sistema ERP según sus necesidades particulares. La ventaja más evidente es la eliminación de procesos redundantes al integrar todos los sistemas de recolección y análisis de datos en un sólo sistema centralizado. Esto incrementa indicadores de productividad y tasas de precisión reduciendo posibles errores. Al mismo tiempo, esto ayuda a incrementar la trazabilidad de todos los procesos y pasos en la cadena de suministros para un análisis posterior.

Otra ventaja es que facilita el acceso a la información referente a clientes, proveedores, socios, y datos sobre satisfacción al cliente. Esto permite tomar las acciones pertinentes de manera más rápida y eficiente.

Por último, los sistemas ERP proveen a cada departamento de mejores capacidades para colaborar y compartir información. Con equipos sólidamente interconectados, las empresas logran crear mejor sinergia entre sus empleados, dándoles mayores capacidades de resolución de problemas y las herramientas necesarias para hacer cumplir la misión y la visión de la compañía.

Otros beneficios incluyen:

Incrementa el ROI

Al brindar mejores herramientas para reducir costos, un ERP incrementa la productividad y eficiencia de todos los procesos y departamentos al permitir la automatización e integración de sistemas que, hasta ahora, trabajan de manera independiente y desarticulada.

Permite una mejor óptica de negocios

Al ofrecer información más fiable y de mayor calidad, el proceso de toma de decisiones cuenta con mejores herramientas para dirigir un negocio con menores tasas de riesgo y mayores márgenes de ganancia.

Mejora la tasa de acatamiento

Al haber una mejor recolección de información clave, cada departamento está mejor equipado para hacer cumplir los estándares de calidad y protocolos, siendo posible la implementación de alertas por no cumplimiento.

Estimula la colaboración

Un sistema ERP permite disminuir las barreras que podrían impedir la comunicación entre equipos de trabajo y departamentos, haciendo posible un mayor coordinación y satisfacción laboral.

Permite la escalabilidad

De implementar un sistema flexible de ERP, la empresa siempre contará con la infraestructura para expandir sus operaciones sin descuidar calidad y desempeño.
Solidifica la cadena de suministros y logística
Al integrar sistemas de planificación de requerimientos de material y de planificación de recursos, una organización puede prever variaciones en la demanda y planificar con antelación cambios en el suministro para ajustarse mejor al mercado.

¿Cuáles son los tipos de ERP?

Hay varias tipologías de ERP pero que usan criterios de diferenciación arbitrarios. La manera más sencilla de diferenciar los ERP de manera que nos permita elegir la mejor solución para cada empresa es basarnos en el modo de implementación de cada uno.

ERP Local

También llamados sistemas “on-premise”, son sistemas que dependen de equipos físicos localizados dentro de los límites de la empresa. La organización es dueña y administra los servidores donde está alojado la totalidad del sistema y la data, permitiéndole el control total del ERP y el flujo de información.

La ventaja de un sistema ERP local es que es totalmente cerrado y es casi imposible acceder a él sin autorización. El problema es que el costo tiende a ser prohibitivo y los gastos sobrepasan fácilmente los beneficios con muy pocas excepciones. Estos sistemas son más comunes en empresas de gran envergadura debido a los altos costos de instalación y mantenimiento.

ERP Cloud

También llamados Software como servicio (o SaaS por sus siglas en inglés), son sistemas donde los servidores son accedidos de forma remota, y todos los puntos de acceso están conectados a través de internet mediante una app.

Esto reduce drásticamente los costos de implementación del sistema ERP, permitiendo que organizaciones de todos los tamaños puedan disfrutar de las ventajas de una planificación de recursos empresariales eficiente de manera instantánea. Otra ventaja es que los costos de mantención, soporte, actualizaciones, y entrenamiento son absorbidos completamente por el proveedor. Un ejemplo es nuestro sistema iAuditor, una aplicación móvil que permite recolectar data en tiempo real de casi cualquier fuente, almacenando y procesando la información de manera centralizada y permitiendo presentarla de manera accionable.

ERP Híbrido

Estas soluciones resultan de combinaciones entre sistemas locales y servicios de nube. En ocasiones, una empresa que ya posea sistemas de planificación de recursos empresariales, puede integrarlos a un servicio o app para disfrutar de todas las ventajas y herramientas que ésta provea, reduciendo los recursos empleados para la gestión de recursos sin sacrificar calidad o desempeño en lo más mínimo.