Cómo mantener el frío: Una guía para el mantenimiento del refrigerador

El mantenimiento de los frigoríficos implica muchas cosas -organización, limpieza, mantenimiento de la temperatura óptima- y nosotros se lo explicamos todo.

inspector que realiza el mantenimiento de los frigoríficos

Published 13 Jul 2022

¿Qué es el mantenimiento del frigorífico?

El mantenimiento del frigorífico consiste en la limpieza y comprobación periódica del mismo para garantizar su correcto funcionamiento. Esto incluye la limpieza de los estantes y las bobinas, la descongelación de la unidad y la comprobación de las juntas y los sellos en busca de fugas.

La importancia del mantenimiento de los refrigeradores

Su refrigerador es una parte importante de su vida cotidiana. No sólo mantiene el frío y la frescura de los alimentos, sino que también desempeña un papel en la conservación de los mismos.

Por eso es importante realizar un mantenimiento de refrigeradores. Un refrigerador limpio y bien mantenido funcionará de forma más eficiente y durará más tiempo. Además, será menos probable que sufras problemas como el deterioro de los alimentos o las quemaduras del congelador.

¿Qué tipo de mantenimiento necesita un refrigerador?

Al igual que cualquier otro electrodoméstico de su casa, su refrigerador necesita un mantenimiento regular para que funcione correctamente.

Aquí hay algunas cosas que hay que tener en cuenta para el mantenimiento de refrigeradores:

  • Mantén la nevera limpia. Limpie regularmente el interior y el exterior del refrigerador con un detergente suave. Limpia los estantes y la puerta, y asegúrate de aspirar las bobinas de la parte trasera.
  • Compruebe las juntas de las puertas. Asegúrate de que están bien apretados y libres de suciedad, partículas de comida y pelos de mascotas. Si no sellan bien, es posible que tengas que sustituirlos.
  • Mantén la nevera llena. No dejes que la comida se estropee ahí. Rota tus existencias con regularidad, y utiliza siempre los alimentos viejos antes de comprar nuevos.
  • Comprueba el ajuste de la temperatura. El rango ideal es de 37 a 40 grados Fahrenheit (2,78 a 4,44 grados Celsius) para la nevera y de 0 a 5 grados Fahrenheit para el congelador (-17 a -15 grados Celsius). Si hace demasiado calor o demasiado frío, ajusta la configuración del termostato en consecuencia y considera la posibilidad de utilizar sensores que te avisen en caso de que las temperaturas superen los límites aceptables.

¿Necesita contratar a un profesional para el mantenimiento?

A menos que el refrigerador se utilice para un negocio o a escala industrial, no siempre es necesario contratar a un profesional para que venga a limpiarlo. De hecho, hay algunas cosas que puede hacer usted mismo de forma regular para asegurarse de que su refrigerador funciona bien.

El primer paso es descongelar el congelador regularmente. Así se evita la acumulación de hielo y se consigue que el frigorífico funcione de forma más eficiente.

Otro paso importante es limpiar las bobinas. Esto puede hacerse con una aspiradora o con un cepillo especial para bobinas. Los serpentines que están sucios o cubiertos de polvo impedirán que su refrigerador se enfríe correctamente.

Por último, es esencial vigilar la temperatura. La mayoría de los refrigeradores deben mantenerse a unos 37 grados Fahrenheit (2,78 grados Celsius), pero es posible que tenga que ajustar la temperatura en función de lo que almacene en su nevera.

¿Con qué frecuencia hay que limpiarlo?

Como se ha mencionado anteriormente, es importante limpiar el refrigerador con regularidad para evitar la acumulación de bacterias y mantenerlo en buen estado de funcionamiento. Es muy recomendable limpiarlo cada 2-3 meses.

Materiales que necesitará

Para limpiar tu nevera, necesitarás

  • un limpiador multiuso;
  • un cepillo de dientes;
  • un trapo o esponja; y
  • una aspiradora.

Procedimiento para limpiar el refrigerador

Limpiar la nevera con regularidad es fundamental para que funcione bien y evitar la acumulación de bacterias. Por suerte, es un proceso fácil que no lleva mucho tiempo. Siguiendo estos sencillos pasos, podrás mantener tu nevera en óptimas condiciones y tus alimentos bien fríos.

  1. Para empezar, saque todo de su nevera y limpie los estantes y compartimentos con un limpiador multiuso.
  2. A continuación, utilice un cepillo de dientes para llegar a las grietas o espacios reducidos. A continuación, utilice un trapo o una esponja para limpiar el exterior de su nevera.
  3. Por último, aspire el interior y el exterior de su refrigerador para eliminar cualquier resto de polvo o suciedad.

¡Mantenga su refrigerador en su negocio y en su casa funcionando sin problemas!

El refrigerador es un gran lugar para almacenar alimentos tanto en tu negocio como en tu casa, pero es importante mantenerlo adecuadamente para que todo se mantenga fresco. El primer paso es organizar tu nevera. Asegúrate de tener zonas designadas para todo, desde la fruta y la verdura hasta las sobras y las bebidas.

A continuación, es importante limpiar la nevera con regularidad. Esto significa limpiar las estanterías y las paredes interiores, así como retirar los alimentos caducados. Una buena regla general es descartar todo lo que lleve abierto más de 3 días.

Por último, es importante mantener la nevera a una temperatura constante. El rango ideal es entre 36-40 grados Fahrenheit. Si la temperatura es demasiado alta o demasiado baja, puede provocar el deterioro de los alimentos y la proliferación de bacterias.

Consejos para el mantenimiento de refrigeradores

Limpiar el refrigerador con regularidad es esencial para que funcione bien y para que los alimentos se mantengan frescos. He aquí algunos consejos que pueden ayudar:

  • Saca todo del refrigerador y límpialo con un paño húmedo. Esto ayudará a eliminar cualquier suciedad o bacteria acumulada.
  • Utiliza una pasta de bicarbonato y agua para limpiar el interior de tu nevera. Esto ayudará a eliminar cualquier mancha u olor difícil.
  • Asegúrese de vaciar y limpiar la bandeja de goteo regularmente, ya que puede ensuciarse rápidamente y llenarse de bacterias.
  • Si tienes un congelador en la parte superior, asegúrate de descongelarlo regularmente para evitar la acumulación de hielo.
  • Limpie las bobinas del condensador anualmente. Esto ayudará a que su refrigerador funcione de forma más fría y eficiente.
  • Comprueba las juntas de goma de las puertas e inspecciona si están bien apretadas. Una junta floja puede dejar salir el aire frío y entrar el aire caliente, lo que supone un mayor consumo de energía.
  • Elimine el desorden del interior del refrigerador. Esto te ayudará a encontrar las cosas rápidamente y facilitará la limpieza de las superficies interiores.
  • Descongele su congelador con regularidad y limpie la acumulación de hielo en las paredes y el suelo.